Misericordia Día a Día - Marzo Abril 2017

Misericordia Día a Día - Marzo Abril 2017

3.0/5 Rating (2 votos)

Con los ojos fijos en Jesús que inicia y lleva a la perfección la fe. (Hebreos 12,2)

Con la bendición del Señor iniciamos este tiempo de gracia que nos prepara como hermanos al momento más importante: la contemplación del misterio de la Salvación. Para prepararnos y no desenfocarnos, la Iglesia nos concede un tiempo de gracia y bendición. La Cuaresma que en este año inicia el primer día del mes de marzo. Son 40 días en los que tenemos la gran oportunidad de interiorizar lo que viviremos en esos días de Semana Santa; este tiempo nos ayudará a tener los ojos fijos en Jesús que inicia y lleva a la perfección la fe.

Son tantas las distracciones que nos desvían del camino, en la propia iglesia hacemos tantas cosas buenas que en muchas ocasiones acaparan nuestro tiempo de tal manera que no logramos tener tiempo para lo esencial que es escuchar al Señor, estar con Él. (Marcos 3, 14) Estamos llamados a sacar el tiempo para la oración, la reflexión de la Palabra, la vivencia de los sacramentos; así podremos decir que estamos con Él. Es así como asumimos nuestro sacerdocio común por ser bautizados, en el estar con Él se encuentra la fuerza de todo misionero de la misericordia.

Una relación profunda de amistad es la que Jesucristo desea con cada uno de nosotros; así se lo manifestó a sus apóstoles en el huerto de los Olivos, en ese momento de sufrimiento donde Cristo experimentó una soledad profunda, donde se vivió un tiempo de angustia y temor, dice el texto: sentía en su alma una tristeza mortal (cf. Mc 14,33-35).

Lo único que pidió Jesús a los apóstoles en ese momento es que se quedaran velando y rezando con Él, Jesús no le pidió a Pedro ni siquiera que lo defendiera, no había razón que justificara que él le cortara la oreja a Malco, en aquel momento no era importante la destreza con la espada, sino su compañía y amistad con Él.

Crisis en la Iglesia Católica

¿Por qué la crisis en un gran número de matrimonios católicos, en muchos sacerdotes, religiosos, laicos? ¿Porque los niños de primera comunión y los jóvenes de confirmación, en gran mayoría, no vuelven a la Iglesia cuando terminan la formación? La respuesta es contundente: no hemos aprendido que lo fundamental en la vida cristiana es estar con Él.

Nos hemos dedicado a enseñar verdades de la fe y eso es importante, pero se nos ha olvidado enseñar lo que le da vida a todas esas verdades: el diálogo amoroso y sincero con el Señor. Podemos afirmar que para solucionar esta crisis debemos enseñarle al mayor número de personas a tener un encuentro personal, diario con la persona de Jesús a través de su Palabra. Solo así podremos tener nosotros y lograr que los demás tengan los ojos fijos en el Señor.

Te invitamos a ser parte de esta gran tarea. Así lograremos provocar una nueva primavera espiritual en la Iglesia Católica, enséñale a otros a estar con Jesús; comparte la manera como tú oras cada mañana a través del Camino diario de oración personal, que encontramos en la página 7 de este manual de los misioneros. ¡Vive intensamente este tiempo de gracia y de bendición!

Especificaciones

  • ISBN: 97771-794-730003-122
  • Páginas: 176

Share this product

Corporación Casa de la Misericordia / NIT 830.022.415-9
Bogotá Colombia / 1989