Novena de la Misericordia

Dijo el Señor a Santa Faustina
“Deseo que durante esos nueve días lleves a las almas a la fuente de Mi Misericordia, para que saquen la fuerzas, alivio y toda gracia que necesiten para afrontar las dificultades de la vida y especialmente en la hora de la muerte”.

“Cada día traerás a Mi Corazón a un grupo diferente de almas y la sumergirás en este mar de Mi Misericordia. Y a todas estas almas yo las introduciré en la casa de Mi Padre (…) Cada día pedirás a Mi Padre las gracias para estas almas por Mi amarga Pasión”. (DSF. 1209).

Cómo ofrecer la Novena Diariamente

1. Por la señal de la Santa Cruz...

2. Pedir Espíritu Santo, de manera espontánea o se recomienda oración del Diario 1411.

3. Leer cada día pausadamente.

4. Concluir cada día con la Coronilla.

Corporación Casa de la Misericordia / NIT 830.022.415-9
Bogotá Colombia / 1989