CDLM Cúcuta: Un llamado a la compasión por los deportados

CDLM Cúcuta: Un llamado a la compasión por los deportados
´´Vengan, benditos de mi Padre; tomen posesión del reino preparado para ustedes desde la creación del mundo; porque estuve hambriento y me dieron de comer, sediento y me dieron de beber, era forastero y me hospedaron, estuve desnudo y me vistieron, enfermo y me visitaron, encarcelado y fueron a verme´´. Mateo 25,34-35

Corporación Casa de la Misericordia / NIT 830.022.415-9
Bogotá Colombia / 1989